Ké Huelga Radio
92 años del asesinato del general

Zapata, ayer y hoy

Martes 12 de abril de 2011 por caperucita negra

El día 10 de abril, volvemos a recordar la lucha que nos dio nombre y rostro.
Recordamos el día en que la traición mató al general Emiliano Zapata cuando
luchaba por la justicia. Emiliano Zapata murió, pero no su lucha ni su
pensamiento... Te invitamos a escuchar las palabras de Mujeres tejiendo resistencia quienes hicieron un acto de conmemoración en el zocalo.

Invitación al evento

http://www.kehuelga.org/Noticiero/reportesycomunicados/Invitacion.ogg

Palabras sueltas por zapata...

Durante la mañana y la tarde se estuviweron compartiendo algunos materiales que hay sobre la defensa de la tierra y el territorio, acá compartimos algunos:

Manifiesto zapatista
http://www.kehuelga.org/Noticiero/reportesycomunicados/Manifiesto%20Zapatista.ogg

Palabras del Congreso Nacional Indigena

http://www.kehuelga.org/Noticiero/reportesycomunicados/CNI.ogg

En esta actividad, nos encontramos a compañeros que son parte de la Exposición "Zapata, Ayer y Hoy", con ellos charlamos sobre los días de exposición y mucho más.

Palabras de unos integrantes del Colectivo Votan Zapata, quienes nos hablan de la exposición.

Dentro de los materiales, te compartimos la semblanza que se presenta en la exposición Zapata, ayer y hoy.


[|Te compartimos la bienvenida a la exposición|]

Bienvenidos a las exposición fotográfica de Joel Martínez, titulada "Zapata ayer y hoy, la rebeldía sigue..." En memoria del general Emiliano Zapata, asesinado el 10 de abril de 1919.

En la memoria colectiva del pueblo campesino mexicano, el general del Ejército Libertador del Sur; Emiliano Zapata Salazar, está presente como el más digno e incorruptible revolucionario por las causas del pueblo trabajador mexicano. Como lo reconocen los zapatistas de hoy, en particular, los pueblos mayas del sureste mexicano y como lo recordaban en su momento los zapatistas de ayer a cinco días de su asesinato:

"Nuestro Jefe nos enseñó a luchar y a vencer; a luchar contra la calumnia, de los enemigos, contra la mentira de los intelectuales pagados, contra la fuerza bruta de las tiranías, contra el poder del oro de los caciques, de los magnates corruptos, de los latifundistas capaces de todas las infamias, en su indigna disputa contra el derecho del humilde y contra la justicia de los de abajo. Zapata, nos deja su ejemplo, su leyenda de gloria, su práctica de heroísmo". Manifiesto de los Jefes Zapatistas, dirigido al pueblo mexicano el 15 de abril de 1919:
Los ideales, y los objetivos de la lucha de Emiliano Zapata, hoy, en el contexto de la globalización y en el marco del tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá que ha sumido en la miseria al campesino y colocado al país en la dependencia alimentaria y bajo el control de las trasnacionales, tienen una mayor vigencia, en Morelos donde nació (un 8 de agosto de 1879), en Puebla, Guerrero, y con el tiempo se enraizaron con firmeza en las comunidades indígenas de Chiapas, que como él, se alzaron en armas en contra de los malos gobiernos el primero de enero de 1994.

Entonces nos comprometimos a caminar junto a ell@s por sus legítimos derechos y los de tod@s l@s mexican@s. L@s zapatistas de hoy, como ayer, ejercen su autonomía y continúan luchando y resistiendo mediante la construcción de una nueva forma de organización política de las comunidades a través de las juntas de buen gobierno, donde el que mande mande obedeciendo, asimismo, han planteado una alternativa política al pueblo de México y a todos los de abajo del mundo, plasmada en la sexta declaración de la selva lacandona.

Como colectivo integrante de la Otra Campaña hemos realizado eventos en los que incluimos el arte, considerando que en sus diversas manifestaciones, suele ser un medio idóneo para expresar lo que como seres humanos podemos ver, percibir, observar, pensar y sentir, lo que nos parece significativo del entorno, las personas o los acontecimientos.

Por eso en ésta ocasión l@s convocamos a conocer y apreciar la mirada artística y profesional de Joel Martínez; las fotografías nos muestran esa vida cotidiana en las comunidades indígenas zapatistas, la naturaleza, la autonomía, la pisca de café, el amanecer, Acteal, lasniñas y niños, las mujeres, la flor de la palabra y no podía faltar el sub Marcos. Nos reflejan el amor a la vida y la voluntad empeñada en la construcción de " otro mundo"

También la exposición cuenta con la obra grafica ¡Por la madre tierra! !Zapata vive!, que muestra la imagen de nuestro jefe zapata, pero también la creatividad y profesionalismo de nuestros compañeros de la Escuela de Cultura Popular “Mártires del 68” a quienes les agradecemos su participación, el trabajo de los compañeros de Cea-catl en la impresión de las invitaciones y las postales de 8 de las fotografías que aquí se exponen y al grupo Tierra mestiza que nos acompaña con su participación musical.

Solo nos resta manifestar, nuestro reconocimiento a la Dirección General y a Servicios Culturales del Centro Universitario Cultural, por el apoyo que nos han brindado para la organización y realización de este evento.

A todos y todas ustedes por su presencia apoyo y solidaridad.

Para quienes estén interesado en adquirir algo del material expuesto, les rogamos se acerquen con la compañera Pilar o con la compañera Liliana.

[| Colectivo Votán Zapata|]

- Esta es la semblanza se que leyo

[|SEMBLANZA ZAPATA AYER Y HOY, LA REBELDÍA SIGUE…|]

Emiliano Zapata Salazar, fue reconocido, respetado y admirado por quienes lo
siguieron durante la Revolución Mexicana y también calumniado y descalificado por los que representaban al poder en ese tiempo. En los periódicos de entonces lo llamaron "el Atila del Sur", acusándolo de ser un "bandolero sin ideales, inculto, saqueador, ambicioso, que se empeñaba en continuar una lucha sangrienta e innecesaria"...

Sus argumentos pudieron ser, que Emiliano, nació en Anenecuilco, Morelos; pueblo mayoritariamente indígena campesino y que (como la mayoría de la población de entonces) no tuvo la oportunidad de asistir a una escuela. Que de su familia aprendió a realizar labores del campo y que antes de la Revolución, trabajó en diversos oficios (incluso como caballerango del yerno de Porfirio Díaz). Entre otras cosas le gustaban los buenos caballos y trajes de charro.

El 25 de marzo de 1911, en el pueblo de Jolalpan, catorce jefes insurgentes de
Morelos, Puebla y Guerrero acordaron formar el Ejército Libertador del Sur y
eligieron a Emiliano Zapata como su jefe, en el contexto del levantamiento nacional como respuesta a la convocatoria que hiciera (en 1910) Francisco I. Madero, contra la dictadura de Porfirio Díaz,. En ese marco Emiliano Zapata se entrevisto con Madero (siendo candidato) en más de una ocasión, quien escuchó sus demandas y juntos habían acordado condiciones para la paz. Sin embargo, cuando Madero gana las elecciones con la participación del 1% de los mexicanos, en lugar de cumplir su palabra, se alía con las elites empresariales mexicanas de la época, con los representantes del capital norteamericano y los hacendados y decide combatir militarmente a los campesinos, provocaciones de por medio, y dos intentos de asesinar a Emiliano Zapata.

”En los meses que siguieron a la caída de la dictadura porfirista, los zapatistas
buscaron que se escucharan sus justos reclamos sobre tierras, montes y aguas. Fueron tolerantes hasta lo imposible. Aguantaron que el ejército masacrara tropas surianas en la plaza de toros de Puebla, cuando esos hombres y mujeres humildes, con sus hijos, sólo habían ido ahí a dar la bienvenida al líder del movimiento triunfante, Francisco Madero. Aguantaron el asesinato de Gabriel “el Viejo” Tepepa, uno de los jefes más queridos y respetados del Ejército Libertador, quien a sus setenta años era tan aguerrido como cuando combatió a los invasores franceses en Puebla.

Aguantaron el intento de asesinato de Zapata, el 1º de septiembre de ese mismo año, en Chinameca. Lo que no toleraron fue que cuando finalmente, el 6 de noviembre de 1911, Madero llegó a la presidencia se negara a cumplir las demandas de los campesinos y, en cambio, el nuevo gobierno volvió
a ejecutar una maniobra militar para asesinar a Zapata en Villa de Ayala.

Entonces se acabo la tolerancia. El 25 de noviembre de 1911, ocho generales y
veintiséis coroneles del Ejército Libertador promulgan el Plan de Ayala y declara la
guerra al gobierno de Madero. Con esa proclama y la ruptura terminó un ciclo
revolucionario. Acabo de nacer el zapatismo.”. Francisco Pineda Gómez. “La
Revolución del Sur 1912-1914”, México Editorial Era. 2005., pp. 30

Estos actos de traición y principalmente, el de no devolver las tierras a los
campesinos indígenas como se había prometido, llevaron a Emiliano Zapata y el
Ejército Libertador del Sur a continuar la lucha ahora contra Francisco Madero,
hasta derrocar al gobierno y devolver la tierra a los campesinos de México, la
justicia a la clase trabajadora y sentar las bases de una sociedad, como la
practicada en los territorios controlados por los zapatistas y lo que se conoció
después como la comuna de Morelos. (Warman, Arturo. “El proyecto político del
zapatismo”, en Friedirich, Katz. Revuelta, Rebelión y Revolución: la lucha rural en
México, del siglo XVI al siglo XX. México, Ed. Era. Vol. 2

Para lograr los objetivos del Plan de Ayala y su proyecto político, durante tres
años, en un proceso revolucionario ascendente, los zapatistas impulsan tres campañas
militares triunfantes en 1912, 1913 y 1914, cuyo objetivo fue tomar la ciudad de
México y derrocar al gobierno. “Este lapso corresponde a la etapa de lucha armada
contra los gobiernos de Francisco Madero y Victoriano Huerta; la participación
suriana en la Convención de Aguascalientes y la convergencia del Ejército Libertador y la División del Norte en la capital de la república”. Ibidem. p30

En resumen, Madero fue traicionado por Victoriano Huerta (en quien confió para
perseguir a Zapata) y Emiliano además de seguir luchando comenzó a poner en práctica el Plan de Ayala, realizando el primer reparto agrario en Ixcamilpa de Guerrero, Puebla. Y posteriormente en Morelos, en donde además de recuperar y repartir tierras, trazó los límites necesarios en los ejidos. Llegó a establecer una
autoridad agraria, integrada por miembros designados por los campesinos, que actuaba independiente de las autoridades municipales. Intervino ingenios azucareros, puso a sus generales a dirigirlos y contrató ingenieros agrónomos y especializados; logrando incrementar la producción, mejorar la calidad de la siembra y fomentar el comercio. Integró juntas representativas de pueblos y comunidades, construyó escuelas, aplicó programas para mejorar la salud y las condiciones de vida de los habitantes de su estado.

Finalmente, Venustiano Carranza y su gente (apoyados en clase de arriba quienes se empeñaban en no perder privilegios y riquezas) lograron asesinarlo a traición el 10 de abril de 1919...

No obstante, el General Emiliano Zapata fue considerado como guía revolucionario por los indígenas y campesinos en Morelos y en otros estados como Puebla y Guerrero, y al ser asesinado, entre sus seguidores surgió la leyenda... ¡Zapata no murió....volverá!

Y sí, años después volvió, las comunidades indígenas de Chiapas, retomaron sus banderas de lucha y como él, se levantaron en armas en contra de los malos gobiernos el primero de enero de 1994.

En la Primera Declaración de la Selva Lacandona, l@s llamados “transgresores de la ley”, los zapatistas de hoy, pusieron en evidencia (ante México y el mundo) las condiciones inhumanas en que aún viven los pueblos indígenas y campesinos, en Chiapas y en el país; sometidos por siglos al hambre, la miseria, la marginación y la explotación brutal en jornadas de trabajo; el desalojo y despojo de tierras que por derecho les pertenecen y necesitan para trabajar y sobrevivir; el robo y la extorsión en la venta de sus productos y en la compra de mercancías de primera necesidad. En la falta de servicios indispensables, de salud, alimentación, educación, vivienda, trabajo, etc. Sometidos a las mentiras, engaños, falsas promesas antes, durante y después de las campañas electorales y a las imposiciones de los sucesivos gobiernos, y sufriendo la represión, encarcelamiento, torturas, asesinatos, como respuesta a sus peticiones y demandas.

La reacción inmediata del gobierno federal fue enviar al Ejército para atacar a los campesinos indígenas sublevados, y "para defender a la Patria", pero las causas de la insurrección, y la actitud del gobierno ante ello, despertaron una gran indignación y solidaridad en la "sociedad civil" nacional (manifestada en el Zócalo el día 12 de enero de 1994) e internacional.

La presión obligó al gobierno a detener los bombardeos y a comprometerse a resolver el conflicto, supuestamente, "limitado a algunos municipios del estado de Chiapas", mediante el diálogo. Pronto, la estrategia gubernamental, quedo al descubierto: dialogar acordar, pero no cumplir, y al mismo tiempo que aparentaba dialogar planeó la traición contra el mando zapatista e impulso una guerra de baja intensidad, la formación de grupos paramilitares (indígenas cooptados, entrenados, armados... y protegidos por las policías locales, federales y el mismo ejército) y apoyados por los diferentes partidos y que con el tiempo bañaron de sangre a las comunidades indígenas zapatistas y no zapatistas.

Esos y otros hechos han sido denunciados por l@s zapatistas, pero también
constatados por instituciones y organizaciones no gubernamentales y por infinidad de miembros de la sociedad civil, nacional en internacional.

La guerra no era, y no es hoy, solo en contra del derecho de los pueblos indígenas y campesinos, es también un ataque general contra todos los de abajo en sus condiciones de vida y trabajo, es el resultado de la política y el proyecto de nación que los gobiernos independientemente del color del partido que sean, aplican en beneficio de los verdaderos dueños del poder y el dinero.

Durante 17 años los sucesivos gobiernos federales y estatales han continuado la guerra en contra de los zapatistas y sus bases de apoyo, una guerra, que como afirmó José Saramago, es de lo más injusta, por ser una guerra de desprecio a su condición de ser indígenas, además de ser pobres.

En cambio l@s zapatistas se comprometieron al diálogo y a continuar la lucha de manera pacífica y eso han hecho, presentando siempre convocatorias y propuestas políticas y pacificas al pueblo de México y a los pueblos del mundo y construyendo la autonomía negada por los gobiernos y estableciendo nuevas relaciones solidarias de trabajo y convivencia, así como el que mande, mande obedeciendo: es decir una nueva relación de iguales entre el que gobierna y sus gobernados.

Desde esa Primera Declaración de La Selva Lacandona y a través de los años, en múltiples comunicados, cartas, testimonios, entrevistas y otras cinco Declaraciones; l@s zapatistas han dado a conocer públicamente su posición, sus demandas y sus propuestas de organización y lucha.

En ese sentido, mencionamos una carta dirigida a Emiliano Zapata, el 10 de abril de 1997, en la que recuerdan que éste escribió al Presidente de Estados Unidos, Woodrow Wilson, que entre las causas de la revolución estaba la del despojo por los hacendados, de los pueblos indígenas de sus tierras, montes y aguas de donde sacaban el sustento para sí y sus familias.

“Eso fue –dicen los zapatistas de hoy- en 1914. Ahora en 1997, la historia no ha
cambiado. Hay ahora leyes que atacan la propiedad comunal y el ejido, que favorecen el acaparamiento de tierras, que permiten la venta de nuestras riquezas a los dineros del extranjero. Y estas leyes fueron hechas por los malos gobiernos mexicanos, "neoliberales" les llamamos nosotros, que manejan éste país, el suyo y nuestro, mi General, como si fuera una hacienda en decadencia, una gran finca que hay que poner en venta con toda la peonada, o sea los mexicanos, mi General.

Sí tiene usted razón Don Emiliano, es una vergüenza. Y nosotros no pudimos vivir ni morir con esa vergüenza y entonces nos recordamos de la palabra "dignidad" y nos recordamos de vivirla y de morirla, y dale que nos alzamos en armas, y que les decimos a todos que ya basta, que hasta aquí nomás, que ya no, que exigíamos techo, tierra, trabajo, pan, salud, educación, independencia, democracia, libertad y paz, y que decimos que todo va en la democracia, la libertad y la justicia, y que para todos todo, y que para nosotros nada, y muchos oídos y corazones nos escucharon sus palabras de usted, mi General, que se hablaron en nosotros...” (La revuelta de la memoria. Centro de Información y Análisis de Chipas, México, 1999.)

Eso en 1914, en 1997 y hoy en 2011 a un siglo del inicio de la insurrección
campesina, las injusticias, la explotación, el despojo y el desprecio siguen
presentes.

Cabe recordar que la lucha de Zapata fue por la recuperación de las tierras
comunales, por la justicia y por la ley para los campesinos, a través del Plan de
Ayala. Hoy, los zapatistas del EZLN a 92 años del asesinato de Emiliano Zapata, retoman de sus antepasados la lucha por la tierra. Las demandas de Zapata son vigentes porque los descendientes de quienes lo asesinaron a traición son los que despojan explotan, reprimen y asesinan; son los mismos que reformaron el articulo 27 constitucional para que en el marco del Tratado de Libre Comercio, las tierras y trabajo de los campesinos quedara en manos de unas cuantas empresas nacionales y trasnacionales como Wal Mart, Kansas City, Cargill, Bimbo, Maseca, Bachoco, Pilgrim’s Pride, Tysson, Nestlé, Lala, Sigma, Monsanto, Archier Danield’s Midland, General Foods, Pepsico, Coca Cola, Grupo Vis, Grupo Modelo y Grupo Cuauhtémoc, que representan, actualmente, a los nuevos “hacendados”, enemigos de los campesinos y del pueblo trabajador mexicano.

En Chiapas los pueblos indígenas zapatistas, enfrentan constantes amenazas,
agresiones, hostigamientos, provocaciones y encarcelamiento. Últimamente en
Motozintla, Mitzitón, Bolón Ajaw, Virgen de los Dolores, en Chilón, Tila, ejidatar@s de San Sebastián Bachajón, Chiapas, es la zona donde se muestra con claridad la política del gobierno para obligar a las comunidades a aceptar los proyectos de las empresas transnacionales disfrazados de planes ecoturísticos”. Para ello, recurre, incluso al encarcelamiento como es el caso de los compañeros bases de apoyo zapatistas: Gerónimo Guzmán Méndez, Juan Aguilar Guzmán, Domingo Pérez Álvaro y Domingo García Gómez, recluidos en el Centro Estatal para la Reinserción Social de Sentenciados No.17, ubicado en Playas de Catazajá, y de Mariano Demeza Silvano recluido en Villa Crisol, Berriozábal, quienes son también, adherentes a La Otra Campaña y exigimos su libertad inmediata.

Los gobiernos federal, estatal y municipal utilizan además del ejército, la policía
y los servicios de inteligencia militar, a los grupos paramilitares como el
“Ejército de Dios”, “Alas de Águila”, la “Organización para la Defensa de los
Derechos Indígenas y Campesinos” (OPDDIC), para generar una guerra sucia y constante contra las comunidades indígenas zapatistas.

ZAPATA ayer y hoy la rebeldía sigue…

¿Qué diferencia puede haber entre éstas y muchas otras fotografías de esas u otras comunidades indígenas que han sido expuestas o publicadas....? Por eso en ésta ocasión l@s convocamos a conocer y apreciar la mirada artística y profesional de Joel Martínez; las fotografías nos muestran esa vida cotidiana en las comunidades indígenas zapatistas, la naturaleza, la autonomía, la flor del café, el amanecer, Acteal, las niñas y niños, las mujeres, la flor de la palabra y no podía faltar el sub Marcos. Nos reflejan el amor a la vida y la voluntad empeñada en la construcción de " otro mundo"

También la exposición cuenta con la obra gráfica ¡Por la madre tierra! !Zapata
vive!, que muestra la imagen de nuestro jefe zapata, pero también la creatividad y profesionalismo de nuestros compañeros de la Escuela de Cultura Popular “Mártires del 68”. La exposición permanecerá hasta el día 16 de abril. Agradecemos la participación de Cea-catl, al grupo Tierra mestiza y el apoyo brindado por la Dirección General y Servicios Culturales del Centro Universitario Cultural, para la organización y realización de este evento.

¡ZAPATA VIVE!
COLECTIVO VOTÁN ZAPATA- LA OTRA CAMPAÑA VA…
votanzapatacoyoacan@yahoo.com.mx


La exposición permanecerá, hasta el día 16 de abril en el CUC. calle Odontología 35 cerca del metro copilco, asimismo una mesa de información y venta de las 10 a 15 horas, de productos de las comunidades zapatistas, artesanías y cafégánico, tatawelo 100% zapatista.


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas del sitio | Visitantes : 77 / 284626

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Noticias   ?    |    titre sites syndiques OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 3.0.4 + AHUNTSIC

Creative Commons License