Ké Huelga Radio
Comunicados

XIV aniversario de la Masacre de Acteal

Viernes 23 de diciembre de 2011 por EdeN


Organización de la Sociedad Civil Las Abejas

Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal

Acteal, Ch’enalvo’, Chiapas, México.

22 de diciembre del 2011

A todas las Organizaciones Sociales y Políticas

A todos los Defensores de los Derechos Humanos

A la prensa Nacional e Internacional.

A la Sociedad Civil

A la Otra Campaña y

A la Opinión Pública

*Hermanos y hermanas:*

Queremos darles la bienvenida a esta su casa, que desde varios pedazos
del planeta tierra platicaron con su pensamiento y corazón para que sus
pasos se juntaran con otros muchos pasos y encontrarse aquí sobre la
madre tierra en Acteal. Nuestro corazón se alegran por ver otras y otros
corazones presentes. Hoy, aquí se abrazan y se saludan luchas y
resistencias. Juntos venimos a hacer memoria y pedir fuerzas para seguir
caminando sin detenernos.

Aquí en Acteal justo por donde descansan los 45 cuerpos de nuestras
hermanas y hermanos, hace un poquito más de 14 años, nuestro hermano
Alonso Vázquez uno de los catequistas masacrados, soñó que aquí en
Acteal habían milpas hermosas, muchas calabazas, era todo bonito. Su
sueño para nosotras significa este encuentro, esta conmemoración que se
han repetido durante 14 años y durante 14 veces 12.

Hoy no hacemos fiesta como cuando se inauguran obras o migajas que
entrega Juan Sabines Guerrero a comunidades y personas no organizadas.
No estamos haciendo una fiesta para lanzar un candidato en busca de un
hueso en el 2012. No. Sino, que hoy hacemos unaconmemoración de un hecho
vergonzoso cometido por el estado mexicano aquí en Acteal. Aunque
también nuestro corazón hoy siente dolor, pero al mismo tiempo nace
alegría y esa alegría se transforma en fiesta, pero en una fiesta por
nuestros logros y trabajo por la paz y la justicia durante casi dos
décadas de nacimiento de Las Abejas. Esta conmemoración que hacemos no
es un teatro o un acto político con intereses electorales y económicos,
sino, por los caídos de Acteal y las víctimas de guerra de un gobierno
represor y antidemocrático de México.

En estos largos 14 años el mal gobierno gracias a su impunidad y su
estrategia de desgaste y política de olvido ha permitido que los amigos
de los paramilitares, el Centro de Investigaciones y Docencias
Económicas (CIDE), Hector Aguilar Camín, Manuel Ansaldo Menéses
(dirigente del Frente Cardenista un partido político de paramilitares
autores materiales de la masacre de Acteal) y algunos pastores
evangélicos como Hugo Erick Flores también dirigente de la asociación
política Encuentro Social y amigo de Zedillo; hayan aprovechado la
negligencia del estado para promover mediante una campaña mentirosa la
liberación de los paramilitares autores materiales de Acteal. La
negligencia y omisión del Estado Mexicano, ha hecho que la masacre de
Acteal se pisotee y se manipule con intereses políticos y económicos.
Recordamos que la Suprema Corte de Injusticia de la Nación también
alimentó la impunidad al liberar hasta hoy a 44 personas responsables
materiales de la masacre.

A 14 años de Acteal, vemos que el gobierno de Felipe Calderón y de Juan
Sabines Guerrero no han hecho justicia más que burlarse de nuestra
organización y lucha. El gobierno federal y estatal para nada quieren la
justicia, la paz, la libertad. No sólo no quieren hacer justicia, sino
que están continuando con las políticas de los gobiernos anteriores y
todavía peor. Calderón es ahora responsable de la muerte de más de 60
mil compatriotas a causa de su "guerra contra el narco". Y Juan Sabines
sigue entregando a las trasnacionales minas y recursos naturales de
Chiapas además de ser un represor de pueblos organizados, de defensoras
y defensores de derechos humanos.

Hoy volvemos a desmentir la demanda contra Zedillo hecha a nombre de 10
"sobrevivientes de Acteal", que no quisieron dar a conocer su identidad;
porque para nosotros solo busca el olvido y burla a la memoria y
dignidad de nuestros hermanos y hermanas masacradas. Estas personas
quieren vender la sangre de nuestros muertos, porque la demanda sólo es
de carácter civil y no penal. Aclaramos que si queremos castigo a
Zedillo por su responsabilidad en este crimen de estado, pero no
queremos que se profane el respeto y memoria que se merecen los
mártires, con intereses oscuros, electoreros y económicos.

Queremos subrayar que se confirma lo que siempre hemos dicho: la masacre
de Acteal es un crimen de estado como lo señala el documento de la
/Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos en la Procuración y
Administración de Justicia en el Estado y aquellos cometidos en el
Poblado de Acteal, /que en su "balance" dado a conocer en la corte de
Estados Unidos, concluye que la matanza de Acteal es responsabilidad del
gobierno estatal y federal.

Y tienen nombres y responsabilidades concretas: Ernesto Zedillo, Emilio
Chuayffet, Julio César Ruiz Ferro, Homero Tovilla Cristiani, Uriel
Jarquín Galvez, Jorge Enríque Hernández Aguilar, David Gómez Hernández,
Antonio Pérez Hernández y los altos mandos militares: Gral. Enríque
Cervantes y Gral. Mario Renán Castillo, son los principales autores
intelectuales de la masacre de Acteal.

En este recuento largo de la impunidad en el caso Acteal, queremos
denunciar abiertamente que a 14 años siguen las amenazas en contra
nuestra, porque ya están aquí los paramilitares paseando libres, gozando
de sus regalos que les otorgó Sabines. A 14 años no ha habido
tranquilidad en nuestras familias, al contrario los paramilitares que
nos quemaron nuestras casas, robaron pertenencias y masacraron a
nuestros papás, hermanos, hermanas y hermanitos, quieren volver a
desplazarnos y masacrarnos, al respecto les vamos a contar sólo 2 casos
más recientes:

1) Hace menos de 2 semanas en la colonia Miguel Utrilla Los Chorros
conocido como cuna de los paramilitares, un compañero nuestro fue
amenazado verbalmente por un paramilitar con estas palabras "si siguen
denunciando a nuestros familiares presos por Acteal, vamos a ver si no
huyen otra vez como pasó en el año de 1997". Este paramilitar está muy
molesto porque sus familiares no han logrado su liberación a pesar del
plantón que mantienen en la Ciudad de México.

2.

Otro caso muy delicado y preocupante es sobre los cortes de luz
que sufren miembros de nuestra Organización. Nuestro acuerdo como
Organización Las Abejas es resistencia al pago de la luz, pues el
gobierno federal nos debe mucha justicia. Pero vemos riesgos en la
comunidad de Javalton. porque por esta resistencia, los priístas
amenazan a las Abejas y realizan cortes de luz y robo de cable.
Nuestra Mesa Directiva y Juez de Las Abejas han intervenido como
es nuestra costumbre y también por escrito para buscar arreglo de
esta situación. Sin embargo, las autoridades tradicionales como
agente rural, juez municipal y presidente municipal, no han hecho
caso de nuestras solicitudes de llegar a arreglos. La actitud de
autoridades oficiales es hacer caso omiso como sucedió en Acteal.
Al contrario, el mismo agente rural amenaza a la familia de Las
Abejas y les reclama que hayan señalado a los autores materiales
de la masacre. Con esa actitud de las autoridades, el riesgo es
que las agresiones verbales y físicas puedan darse en cualquier
momento. También el riesgo de que la gente se desplace, porque no
hay respeto ni seguridad para las familias Abejas.

Estos dos hechos, tienen relación, porque en ambos casos tanto el agente
rural de Javalton como el paramilitar de la Col. Los Chorros hablan del
tema de los presos por Acteal y ambas personas presionan en dejar de
exigir justicia por el caso Acteal. Está muy claro que a 14 años no
solamente no se ha hecho justicia por la masacre y los hechos previos a
ella, sino que están planeando qué van a hacer para acallarnos. Porque
saben que ahí tienen sus armas, porque nunca el mal gobierno desarmó a
los paramilitares. Y además dicen que ya no temen ir a la cárcel, porque
el gobierno los libera y al contrario salen con regalos y con mucho dinero.

A 14 años de Acteal los paramilitares de Chenalhó se están reactivando,
mientras en el Norte del país siguen habiendo más muertes por la guerra
de Felipe Calderón. Desde Acteal levantamos nuestra voz y gritamos
indignados por la muerte del compañero Nepomuceno Moreno Muñoz,
convertido durante el último año en activista social, que por luchar y
exigir justicia, lo matan también a él. Otro caso es el de Trinidad de
la Cruz a quien Policías federales abandonaron a a su suerte en lugar de
protegerlo Y el hecho reciente del gobierno de Guerrero que permitió el
asesinato de dos estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, Guerrero; ¿Qué
se puede esperar de un mal gobierno? !Nada justo! Del mal gobierno de
Felipe Calderón sólo se espera represión, burla, engaño, robo de
nuestros recursos naturales y muerte.

Hermanos y hermanas, esto es un poco de lo que les compartimos de la
enfermedad que padecen nuestras comunidades y país por los malos
gobiernos. Al respecto exigimos:

*

Castigo a los autores materiales e intelectuales de la masacre de
Acteal.

*

Exigimos investigación y justicia por la muerte de nuestro
compañero Nepomuceno Moreno Muñoz y de Trinidad de la Cruz y demás
luchadores y luchadoras sociales asesinados.

*

Castigo a los policías que mataron a los 2 estudiantes de la
normal de Ayotzinapa, Guerrero.

*

Reconexión inmediata de la luz de nuestro compañero de la
comunidad de Javalton, si el presidente municipal no interviene y
por su omisión propicia desplazamiento y masacre como hizo su
antecesor Jacinto Arias Cruz, también será el responsable y tendrá
que responder ante la justicia.

A 14 años de Acteal, la lucha por la paz y la justicia, continúa.
Hermanos y hermanas juntemos nuestros pensamientos y luchas. Estamos
convencidos que la justicia no va a venir de allá arriba, sino, que el
pueblo organizado es el que va a decir cómo debe de ser la justicia y la
vida. Aunque muchas personas equivocadas nos difamen y calumnien,
practicaremos siempre el respeto entre todas y todos, para vivir en
equilibrio y armonía entre el hombre y la mujer y la naturaleza.

ATENTAMENTE

*La voz de la Organización Sociedad Civil Las Abejas*

Por la Mesa Directiva:

Mariano Pérez Vázquez

Juan Vázquez Luna

José Ramón Vázquez Entzín

Victorio Pérez Paciencia

Mariano Pérez Sántiz


PALABRAS DE FRAY RAÚL VERA LÓPEZ, O.P. EN ACTEAL

CELEBRACIÓN DEL XIV ANIVERSARIO DE LA MASACRE DE ACTEAL

Hoy hace 14 años, víctimas de la guerra de baja intensidad, utilizada
como estrategia contrainsurgente por el gobierno mexicano, quien tenía
como principales actores a los grupos paramilitares, armados y pagados
por él mismo y entrenados por el Ejército Mexicano, fueron asesinadas 49
personas, entre ellas 9 varones, 16 niños y adolescentes, 20 mujeres y 4
no nacidos en el vientre de su madre.

La elaboración de la averiguación previa por parte de la Procuraduría
General de la República (PGR), fue preparada de tal manera que, hasta el
día de hoy, no se pueden juzgar a los autores intelectuales de dicha
guerra de baja intensidad, y los autores materiales lograron su
excarcelación con la intervención de la Suprema Corte de Justicia de la
Nación (SCJN). De este modo, después de 14 años, ese crimen permanece
impune, pues la PGR consideró que cada uno de los asesinos vino por su
cuenta, y no como delincuentes asociados constituyendo un grupo paramilitar.

Para la indagación que llevó a cabo la SCJN, solamente se basó en los
expedientes de la PGR; no fueron convocados los sobrevivientes que
identificaron a los paramilitares porque eran bien conocidos por ellos,
pues precisamente estaban refugiados en Acteal porque en sus propios
parajes corrían peligro, los querían obligar a integrarse a esos grupos
armados que organizaba el ejército para azolar a las comunidades.

Estos grupos armados atacaban los pueblos para expulsarlos de sus
parajes, saqueaban e incendiaban sus casas, robaban sus pertenencias, el
producto de sus cosechas y sus escasas cabezas de ganado. Destruían sus
dispensarios y hacían gala de violencia contra sus templos, sus santos
eran destruidos y sus mobiliarios quemados. Después de estos saqueos y
asesinatos, porque también fueron responsables de muertes y
desapariciones forzadas por parte de los paramilitares, los militares y
la policía estatal establecían sus campamentos en sus comunidades con la
excusa que en esos parajes había violencia.

La estrategia tenía como principio, "quítale el agua al pez para que se
muera"; el pez eran los insurrectos, milicianos y bases zapatistas y el
agua era el tejido social. La acción paramilitar conducida por el
ejército tenía como objetivo impedir que las comunidades proporcionaran
cualquier tipo de apoyo a los insurrectos, por eso no podían producir
alimento ni podían conformar cualquier clase de organización que
potenciara al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). La
estrategia contrainsurgente consistía en destruir la base social,
orillando a los habitantes de la región a vivir en la miseria, debajo de
hules y entre el lodo, cerca de alguna población que pudiera recibirlos
en sus alrededores.

Como parte de la estrategia era anular cualquier tipo de organización
que fortaleciera a los insurrectos, por eso se fueron contra las Abejas,
que ni eran bases zapatistas, ni estaban en una actitud violenta, sino
que eran pacifistas, y no obstante vivir como desplazados de sus
comunidades, estaban organizados para reivindicar derechos y generar
conciencia ante todas las injusticias que aquí se vivían desde antes del
inicio del movimiento armado. Tales injusticias seguían realizándose
durante la guerra de baja intensidad que cada vez cobraba más víctimas,
pues solamente aquí en la zona donde está Acteal, en los parajes del
municipio de Chenalhó, desde el mes de octubre de 1997, hasta el día del
ataque paramilitar a Acteal, se realizaron más de 20 ataques violentos
por parte de los paramilitares en distintos parajes, para obligarlos a
desplazarse. Acteal era uno de los tantos grupos que estaban
desplazados. Por eso los miembros de los grupos paramilitares eran bien
conocidos por los sobrevivientes de Acteal.

Para colmo de esta ignominia, el Gobierno mexicano estaba sentado en
diálogo con los representantes del EZLN, junto con la mediación de Don
Samuel Ruiz y la CONAI, en San Andrés Larrainzar, elaborando los
acuerdos de paz. Mientras el Presidente Zedillo hacía la desecha de
tender una mano a los insurrectos en los diálogos de San Andrés, con la
otra mano organizaba muerte y destrucción para las comunidades indígenas
de Chiapas.

Ante el panorama que hoy vivimos en el país, de una guerra abierta
nuevamente por el presidente de la República en turno, en donde las
principales víctimas las pone el pueblo mexicano, pues nuevamente, como
aquí en Chiapas, no importa la justicia. En esta supuesta guerra contra
el crimen organizado, nuevamente, como hace 14 años en Chiapas, se
vuelve a utilizar al Ejército que sigue violando derechos humanos y
realiza ejecuciones extrajudiciales y sus crímenes permanecen impunes.
Hoy también los policías son cómplices de quienes cometen robos,
asesinatos, secuestros y desapariciones forzadas. Hoy, como ayer, los
criminales también tienen aliados dentro de los tres niveles de gobierno
federal, estatal y municipal, de lo contrario, no contarían con la
protección que mantiene impunes el 98 por ciento de sus crímenes.

Gracias a ustedesmiembros del grupo las Abejas porque siguen resistiendo
a los abusos tanto del gobierno estatal como el federal; gracias por
enseñarnos que ante la irracionalidad y el cinismo de las autoridades,
además de la denuncia de los atropellos que cometen, ustedes siguen
trabajando por una sociedad justa donde se respete la vida y su
integridad, donde las instituciones se pongan al servicio de la justicia
y el derecho para todos los habitantes de Chiapas, donde la paz acompañe
el desarrollo de la vida de México y de este estado. Gracias a ustedes,
sobrevivientes de la masacre de Acteal, porque conservan la memoria de
este crimen abominable y reavivan nuestra conciencia para, el día de
hoy, defender la justicia que es el único camino que nos puede llevar a
la paz. Dios les bendiga.

Acteal, Chiapas, 22 de diciembre del 2011


Las Abejas reconocimiento a Totik Raúl

Organización de la Sociedad Civil Las Abejas

/*Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal*/

Acteal, Ch’enalvo’, Chiapas, México.

22 de diciembre del 2011

*Totik Raúl:*

El día de ayer se cumplieron 500 años de algo que no fue celebrado, ni
siquiera recordado, por el gobierno como el Bicentenario en el que gastó
tanto dinero. Es triste que tampoco la Iglesia lo haya recordado. Pero
nosotros queremos recordarlo, porque es de enorme importancia para
nosotros los pueblos originarios de esta tierra y además porque coincide
con el 14 Aniversario de nuestros mártires de Acteal.

El 21 de diciembre de 1511 un sacerdote, dominico como tú, Totik Raúl,
por primera vez hizo que se escuchara la voz profética de la Iglesia
contra la opresión, el despojo, la esclavitud y la muerte que trajeron
los caxlanes a los pueblos originarios de estas tierras.

En la isla donde primero hicieron su colonia los caxlanes, que se
llamaba precisamente Santo Domingo, Fray Antonio de Montesinos pronunció
estas fuertes e inolvidables palabras:

/Decid, ¿con qué derecho y con qué justicia tenéis en tan cruel y
horrible servidumbre a estos indios? ¿Con qué autoridad habéis hecho tan
detestables guerras a estas gentes que estaban en sus tierras mansas y
pacíficas, donde tan infinitas de ellas, con muertes y estragos nunca
oídos, habéis consumido? ¿Cómo los tenéis tan opresos y fatigados, sin
darles de comer ni curarlos en sus enfermedades, que de los excesivos
trabajos que les dais incurren y se os mueren, y por mejor decir, los
matáis, por sacar y adquirir oro cada día? ¿Y qué cuidado tenéis de
quien los doctrine, y conozcan a su Dios y creador, sean bautizados,
oigan misa, guarden las fiestas y domingos? ¿Estos, no son hombres? ¿No
tienen almas racionales? ¿No estáis obligados a amarlos como a vosotros
mismos? ¿Esto no entendéis? ¿Esto no sentís? ¿Cómo estáis en tanta
profundidad de sueño tan letárgico dormidos?/

/Entre los que escuchaban asombrados estas palabras se encontraba
Bartolomé de las Casas, nuestro primer obispo de Chiapas del que tú eres
digno heredero. Pero en ese tiempo todavía no se le abrían los ojos,
quizá un poquito como tú estabas antes de venir a Chiapas. Tenía sus
esclavos Bartolomé de las Casas y como San Pablo cuando los judíos
apedrearon a San Esteban, miraba y escuchaba puesto del lado de los
agresores, de los encomenderos caxlanes. Pero igual que San Pablo, una
semilla quedó en su corazón y poco tiempo después decidió dejar todo, y
dándole la libertad a sus esclavos se puso del lado de nosotros, de los
que entonces llamaban //indios, //y denunciar los crímenes y las
violaciones que hacían los caxlanes. Como aquel Saulo se convirtió en el
//Apóstol de los gentiles//, Bartolomé de las Casas se convirtió en el
//Apóstol y Defensor de los pueblos indios//. Igual que Montesinos,
igual que Jtotik Samuel e igual que tú Totik Raúl, eso le valió ataques,
calumnias y persecuciones, pero no se dejó intimidar y siguió alzando su
voz profética. El mismo escribió unos años después lo que sucedió en
aquel 21 de diciembre en Santo Domingo. Así, nos narra Fray Bartolomé
que después de la homilía que pronunció Antonio de Montesinos, todos los
caxlanes de la ciudad y "en especial los oficiales del rey" se pusieron
de acuerdo para ir a regañar a ese fraile atrevido y a reclamarle que
retirara las palabras que había dicho. Así.../

".../acuerdan de ir a reprender y asombrar al predicador y a los demás,
si no lo castigaban como a hombre escandaloso, sembrador de doctrina
nueva, nunca oída, condenando a todos, y que había hablado contra el rey
y su señorío que tenía en estas Indias, afirmando que no podían tener
los indios habiéndoselos dado el rey, y éstas eran cosas gravísimas e
irremisibles. Llaman a la portería, abre el portero, le dicen que llame
al vicario, y aquel fraile que había predicado tan grandes desvaríos."/

Comenta Fray Bartolomé que el superior, el bankilal dominico Fray Pedro
de Córdoba, acudió a la puerta y mandó llamar a Fray Antonio de
Montesinos, /el cual maldito el miedo con que vino./Esas son las
palabras de Fray Bartolomé para decirnos que a pesar de los gritos y
amenazas su hermano Montesinos no tuvo ni tantito miedo. Y aunque les
exigieron a los dominicos que el siguiente domingo retiraran sus
palabras, lo que ellos hicieron fue más bien repetirlas y ratificar sus
denuncias.

Totik Raúl:

*

Porque tú has abierto tus ojos y te has puesto del lado de los
pueblos indígenas y de todos los oprimidos y perseguidos, como los
mineros, los migrantes, los homosexuales, los defensores de
derechos humanos,

*

Porque predicas un Evangelio que de verdad anuncia la buena nueva
a los pobres y la liberación a los oprimidos.

*

Porque eres un digno heredero del primer obispo de Chiapas y de
esos tus hermanos dominicos que defendieron la justicia.

*

Porque te han criticado y amenazado porque dices cosas
escandalosas y hablas contra el gobierno y denuncias a todos los
violadores de los derechos humanos,

*

Y porque /maldito el miedo que te da /todo eso. Y si te da te lo
aguantas gracias a tu Fe.

Por todo eso, queremos otorgarte este reconocimiento, en este día, 14
aniversario de nuestros mártires de Acteal y 500 aniversario del Sermón
de Montesinos, a quien reconocemos entre nuestros mártires aunque la
Iglesia tampoco lo haya hecho.

*****

*Organización de la Sociedad Civil Las Abejas*

/*Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal*/

Acteal, Ch’enalvo’, Chiapas, México.

22 de diciembre del 2011

A todas las Organizaciones Sociales y Políticas

A todos los Defensores de los Derechos Humanos

A la prensa Nacional e Internacional.

A la Sociedad Civil

A la Otra Campaña y

A la Opinión Pública

*Estimado **Totik **Raúl*

*Obispo de la Diócesis de Saltillo*

Hoy la Organización Sociedad Civil Las Abejas, te quiere hablar y decir,
lo que ve, lo que siente y lo que piensa en su corazón.

En este día, aquí en Acteal en donde hace 14 años el mal gobierno a
través de sus paramilitares intentó destruir una lucha, una organización
pacifista, hemos decidido que hoy se vea nacer aquí una semilla más de
lucha, al reconocer una voz más que dice /!ya basta!/Y esa decisión es
que hoy te nombramos eminentemente nuestro /Totik/, el sucesor de Jtotik
Samuel.

/Totik/para nosotros no es una palabra simple o el adjetivo tradicional
que se les dice a los sacerdotes, obispos o servidores y servidoras
(/jme’tik/) de la iglesia, sino, lo que queremos subrayar es que la
palabra /Totik/, viene del papá. Un papá verdadero le da de comer a su
hijo, lo cuida de la enfermedad, lo protege de cualquier peligro, lo
defiende cuando alguien lo quiere molestar, pero el papá lo hace junto
con la mamá. Defensores y defensoras de derechos humanos, luchadores y
luchadoras sociales llevan en sus entrañas de ser papá-mamá, por eso
luchan hasta entregar su vida si es necesario.

Totik Raúl, tu misión aquí en este mundo vemos que no nada más como
simple servidor de la iglesia, sino, va más allá de eso. Un verdadero
servidor no tiene límites, piensa, camina y lucha.

Sobre el rostro y ojos de la Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal,
desde la profundidad donde la sangre de nuestros hermanos y hermanas
humedecen el corazón de la tierra y el cielo, te entregamos este bastón
de poder. No hablamos de un poder corrupto, impune, podrido, sino, de un
poder con humildad, respeto, dignidad y sabiduría. No es ese poder del
que se pelean los de allá arriba, ese poder humillante, criminal,
racista, que se sirve de las riquezas de la nación. No es ese poder que
viene con una banda tricolor y que se pone en el pecho el que actua como
un tirano.

Este bastón de poder que te entregamos sólo merecen personas como tú.
Este bastón significa cargo-servicio. Un poder al servicio del pueblo.
Este bastón sólo deben de portar personas que saben respetar a su
pueblo, para que sean respetados por el pueblo. Totik Raúl desde que
llegaste a la Diócesis de San Cristóbal, escogiste el camino del
servicio al pueblo oprimido y que lucha por su libertad, porque nuestro
Dios Papá-Mamá así quiere, porque no le gusta la injusticia y la opresión.

Recordamos que el gobierno, los poderosos, los paramilitares intentaron
corromper y matar a Jtotik Samuel, pero siempre firme y digno estuvo su
corazón en aquellos momentos difíciles. Ahora, Totik Raúl, ¿cuántas
veces no te han atacado, difamado y calumniado? Pero recuerda, el que
teme ser agredido o mantiene una neutralidad ante tanta injusticia y
represión, se hace cómplice de esa injusticia y represión. Pero, tú
Totik Raúl, no sabes callar ante tanta injusticia y sobre todo cuando
hoy desangra nuestro país y reina la impunidad.

Totik Raúl, hoy estamos muy alegres, aunque Jtotik Samuel ya no está
aquí físicamente con nosotros, su corazón y pensamiento aquí siguen y
viven en nuestra lucha y caminar, en ti Totik Raúl vemos el rostro y
corazón de Jtotik Samuel. En ti, vemos y palpamos las luchas de mujeres
y hombres de otros pueblos de México y del mundo.

Sigue adelante Totik Raúl, vamos caminando juntos, hay que seguir
luchando como lo hemos venido haciendo. Si se van unos a descansar en el
seno de la Madre Tierra, otras y otros nacen. La lucha será como un
árbol que caen sus ramas, pero que siempre retoñando está...

ATENTAMENTE

*La voz de la Organización Sociedad Civil "Las Abejas"*

Por la Mesa Directiva:

Mariano Pérez Vázquez

Juan Vázquez Luna

José Ramón Vázquez Entzín

Victorio Pérez Paciencia



Palabra del Frayba en el XIV aniversario de la Masacre de Acteal

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México
22 de diciembre de 2011

La Memoria como construcción de dignidad e identidad

Han pasado 14 años del 22 de diciembre de 1997, cuando en el
campamento de desplazados denominado Los Naranjos, en el municipio de
Chenalhó, Chiapas, se perpetró el asesinato de 45 indígenas tsotsiles
(14 niñas, 19 mujeres, cuatro niños y ocho hombres), además cuatro que
aún no nacían, pertenecientes a la Organización Sociedad Civil Las
Abejas, por un grupo de personas quienes iban con armas de fuego,
incluyendo las de uso exclusivo del Ejército mexicano. Mientras
ocurría la masacre, elementos de la entonces Policía de Seguridad
Pública se encontraban a escasos 200 metros del lugar de este crimen
de lesa humanidad.

En el curso de los años el Estado, en lugar de esclarecer los hechos,
castigar los autores materiales e intelectuales de la masacre,
deslindar la responsabilidad directa en el planear y ejecutar los
actos de los perpetradores, continúa ocultando y distorsionando la
verdad, alimenta la impunidad y permite una situación de violencia
generalizada, de violación sistemática a los derechos humanos - contra
hombres, mujeres, niñas y niños - como lo muestra el estado en que
actualmente se encuentra el país, en un descontrol social, donde se
utilizan las fuerzas armadas en tareas de orden público y se permite
el operar impune de grupos criminales y paramilitares, en contra de
quienes defienden y reivindican sus derechos. Un ejemplo son las
agresiones y asesinatos contra defensores, entre ellos integrantes del
Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad.

Ante el vacío y la denegación de justicia, ya que es evidente que el
Estado no es capaz de garantizarla; la sociedad, los pueblos, van
construyendo otras formas de ejercerla; una de ellas, es a través de
la memoria, que recorre una y otra vez en el tiempo la verdadera
práctica de identidad, el ejercicio de los derechos y también diversas
acciones para que los crímenes ocurridos en el pasado no se olviden ni
queden impunes, y en ese sentido, que abonen para que no vuelvan a
repetirse.

Los pueblos miran la realidad con el ojo de la memoria; promueven y
participan en intercambios de experiencias que los conducen hacia una
manera de vivir con dignidad, conciencia y autonomía. Han aprendido a
ver la explotación institucionalizada, de la destrucción de la
naturaleza y del medio ambiente, del despojo. Se vive así la necesidad
de un cambio para el ejercicio de los derechos humanos, a través del
trabajo que personas, comunidades, organizaciones y movimientos
realizan.

La memoria es el recuerdo de las personas muertas y desaparecidas
quienes, construyendo, han entregado sus vidas. Por ello, un día como
hoy, queremos condenar junto con las víctimas de la Masacre de Acteal,
todos los crímenes de guerra y de lesa humanidad que han ocurrido en
el mundo, las guerras impuestas e inventadas, los ataques
paramilitares, la ocupación militar para el control territorial y
poblacional.

En Chiapas queremos recordar los desplazamientos forzados que en la
segunda mitad de los años noventa han alcanzado la cifra de 12 mil 80
personas en la sola zona Altos y Norte; el asesinato de 86 personas,
la desaparición forzada de 32 hombres y cinco mujeres en la zona
Norte. En este día no olvidamos y nombramos también la masacre de El
Bosque ocurrida el 10 de junio de 1998, la de la comunidad Viejo
Velasco el 13 de noviembre de 2006 y la más reciente en el ejido
Miguel Hidalgo, Chincultik, La Trinitaria, ésta cometida durante el
ejercicio del actual gobernador Juan José Sabines Guerrero, quien es
el mismo que atenta contra el pleno ejercicio de los derechos por
parte de los pueblos a través de una supuesta política de derechos
humanos.

La memoria nos permite reflejar, ver atrás, no repetir los errores del
pasado, romper ese círculo impuesto, continuar en el camino hacia
nuestra identidad que es dignidad. El apropiarse de las herramientas
que la memoria nos enseña, permite organizarse para las
reivindicaciones de nuestros derechos, poder gozar de ellos sin ser
sumisos a imposiciones, sino ser sujetos en el ejercicio de la libre
determinación y autonomía, en la administración de nuestra tierra y
territorio según la relación que con ella hemos venido aprendiendo.

El poder decidir en plena autonomía, obstaculiza planes establecidos
entre poderes - como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte
(TLCAN), el Proyecto Mesoamérica (antes Plan Puebla-Panamá), la
Alianza para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte (ASPAN) y
la Iniciativa Mérida (Plan México) entre muchos - que despojan nuestra
identidad y vida.

Es por esto que, un día como hoy, a catorce años recordamos a las
víctimas y sobrevivientes de la Masacre de Acteal, su valentía hacia
la construcción de otro mundo posible; felicitamos el caminar de casi
veinte años de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal,
que a pesar del miedo y de las dificultades cotidianas, continúa en su
compromiso, en el ejercicio pleno de sus derechos y en la búsqueda de
justicia con dignidad. Recordamos también a jTatic Samuel Ruiz y le
pedimos que interceda ante Dios Padre - Madre, para que sigamos firmes
en la lucha por la justicia, la paz y la verdad.



Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas del sitio | Visitantes : 55 / 4314895571

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Noticias   ?

Sitio desarrollado con SPIP 3.0.4 + AHUNTSIC

Creative Commons License